Red de Espacios y Agentes de Cultura Comunitaria

Vinculando y apostando por la cultura comunitaria

Desde la REACC entendemos por cultura comunitaria cualquier práctica artística que, en un mismo proyecto o actividad, involucra a agentes y a comunidades en procesos creativos de carácter colaborativo. A nuestras propuestas, decisiones y acciones les guían los siguientes principios:

– La dignidad y bienestar de las personas y sus ecosistemas, poniendo en el centro la vida y unas condiciones materiales justas y saludables.

– La exploración artístico-cultural desde una perspectiva de transformación social y experimentación colectiva.

– La sostenibilidad y viabilidad, superando los parámetros limitadores de la economía tradicional y abarcando nociones afines con la economía social y solidaria.

– La participación y movilización ciudadana como elemento esencial del hecho artístico-cultural, entendiendo a las personas como sujetos y no como públicos.

– La cooperación y la colaboración como bases del intercambio social, rechazando lógicas de explotación, imposición, dominación y concentración de poder.

Promoviendo una red de redes

La REACC, es una asamblea abierta de diálogo y apoyo entre profesionales de las artes y la cultura comunitaria.

Surgimos en pleno confinamiento, en un contexto de distanciamiento físico, en el que emergen las necesidades de proximidad comunitarias, y donde creemos que la cultura, como bien común, juega un papel decisivo en el mantenimiento de los  vínculos.

Circunstancias que agudizan la precariedad del sector de la cultura comunitaria:

– Cierre de espacios y las restricciones a la movilidad, que imposibilitan llevar a cabo nuestra labor en proximidad en todo el territorio español.

Invisibilidad de nuestro trabajo y  escasa capacidad de diálogo e interlocución con las administraciones públicas.

– Dificultad de sostener una actividad profesional de manera digna y continuada Resultado de la inseguridad laboral de nuestro sector y la falta de visión y compromiso político con la cultura y sus profesionales.

– Imposibilidad de equilibrar de forma saludable y sostenible los tiempos y recursos entre vida personal y vida profesional/comunitaria.

– Ausencia de una articulación capaz de representar voces, sensibilidades y circunstancias del ecosistema de la cultura comunitaria, caracterizadas por su pluralidad, su mutabilidad y su capacidad crítica.

– Incremento de la incertidumbre laboral causada por la Covid-19, sobre cómo retomar la actividad tras una paralización inesperada y sin contar con medidas de apoyo y choque.

Las personas que formamos la REACC nos unimos ante la necesidad de salvaguardar los proyectos comunitarios, intentar dar respuestas a las problemáticas endémicas de nuestro sector y hacer visible nuestro trabajo.

Objetivos

1 – Compartir saberes, buscar confluencias y afianzar alianzas a nivel nacional.

2 – Definir horizontes comunes y en común.

3 – Impulsar el reconocimiento de la cultura comunitaria.

4 – Alcanzar el reconocimiento profesional de nuestro sector desde las buenas prácticas.

5 – Generar nuevas narrativas desde el fomento de la descentralización y la democracia cultural.

6 – Defender los derechos culturales y luchar contra las desigualdades sociales.